7 Razones Por las Que un Préstamo Es Beneficioso Para La Economía Familiar

 

Prestamos  Beneficiosos

 

¿Crees que un préstamo sólo es necesario en casos de vital importancia o cuando nos urge por alguna deuda? ¿Tienes una visión negativa de los préstamos? La verdad es que todos necesitamos un préstamo en algún momento de nuestra vida, sobre todo cuando vamos a comprar algo de un valor elevado, como puede ser una casa o un vehículo. Y el efecto que produce pagar las cuotas de la hipoteca de una casa, nos hace tener una visión negativa de los préstamos bancarios

Pero no siempre un préstamo bancario va a suponer una merma en nuestro capital. Todo lo contrario, en determinados casos un préstamo nos puede aliviar a la hora de afrontar una deuda y en otros casos, hace que podamos ahorrar y por tanto aumentar nuestro capital. Estos son algunos casos donde un préstamo es beneficioso para tu economía:

1. Cuando es necesario comprar algo importante

En realidad este es el caso más típico y más que un beneficio, es una inversión en la vida de la familia. Por qué una familia necesita un hogar y por tanto esta inversión es necesaria y beneficiosa para nuestra economía. No serían préstamos beneficiosos por ejemplo, el préstamo para unas vacaciones o para pagar los gastos de una boda
Como este tipo de préstamos son necesarios e importantes para la economía familiar, es de vital importancia recabar todo tipo de información antes de firmar cualquier documento. Es muy aconsejable, antes de pedir un préstamo hipotecario, contratar algún especialista en estos temas para que nos asesore

2. Si el interés de nuestras inversiones es mayor que los pagos del préstamo

Si hemos realizado alguna inversión y el tipo de interés es mayor al tipo de interés del préstamo, sin duda es un buen momento para solicitar un préstamo. Aunque parece un caso obvio, muchas veces cuando se necesita hacer una compra importante, se recurre al capital invertido antes de solicitar un préstamo bancario y pagar los intereses del préstamo con lo que genera una inversión de capital

3. Si te puedes permitir los pagos del préstamo

Si necesitas un préstamo, antes deberías hacer un estudio realista para saber si puedes afrontar los pagos futuros. En caso de que te resulte no viable afrontar un préstamo, se debería rechazar esta opción. Intenta conseguir una fuente de ingresos adicional, que te permita afrontar los pagos de un préstamo. Pero una fuente de ingresos que sea realista
Unos ingresos adicionales pueden ser, de un trabajo a tiempo parcial, vender algún producto en Ebay, vender productos como afiliados a través del comercio en internet, etc

4 Si la deuda se puede pagar en poco tiempo

Puede ocurrir en algunos trabajos o tipos de negocios, donde los pagos se realizan a medio o largo plazo. Mientras llega este pago puede ser necesario tener liquidez para diferentes cosas. En este caso un préstamo sería necesario, muchas veces para mantener nuestro ritmo de vida habitual. En este caso hay que tener cuidado con las clausulas por pago anticipado del préstamo

5 Préstamos con condiciones especiales

Estos tipos de préstamos son los que ofrecen los diferentes organismos del estado o de la unión Europea. Esta clase de préstamos son destinados por ejemplo, a la mejora de la fachada de un edificio o casa, a la instalación de una calefacción, al cambio de electrodomesticos por otros con más ahorro energético y a otros muchos tipos de préstamos. Tienen la ventaja de que las condiciones de pago son mejores que otros tipos de préstamos

6. Cuando nuestra situación financiera es buena

Si tu situación económica es buena y tienes una buena relación con la entidad financiera, puede que consigas algún tipo de préstamo a muy buen interés. En este caso puede ser una buena opción pedir un préstamo para pagar más cómodamente alguna compra

7. Cuando no puedes pagar las deudas

Cuando una persona solicita un préstamo y no se ha realizado previamente un estudio para pagarlo o simplemente la situación laboral y economica ha cambiado, muchas veces no se puede llegar a final de mes
En estos casos es buena medida renegociar con nuestro banco, una rebaja en las cuotas del préstamo a cambio de alargar el tiempo de la deuda. Para esto también hay que realizar un estudio previo, para saber cuál va ser el importe final a pagar y las diferentes opciones que hay en otras entidades bancarias
¿Tienes otras ideas donde un préstamo es beneficioso para la economía familiar? Si es así, deja tu comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

counter for wordpress